miércoles, 17 de febrero de 2016

Josefa Iturbide y Huarte




La princesa doña Josefa Iturbide y Huarte nació en Irapuato el 22 de diciembre de 1814, en la casona de Iturbide en Irapuato en la cual hoy se encuentra en Sanborns.
Fernando Maximiliano José María de Habsburgo-Lorena  (Maximiliano I) designó como su heredero, después de Carlota, a Agustín de Iturbide y Green, su heredero era un nieto de Agustín de Iturbide. Como se trataba de un menor de edad (tendría 5 o 6 años) trajeron a la corte de Maximiliano, a Josefa de Iturbide para que ayudara a criarlo. Josefa nunca fue ni adoptada ni nombrada heredera de Maximiliano.
Los miembros de la familia Iturbide fueron elevados a la categoría de príncipes, de acuerdo con unos convenios secretos que en 1865 celebró Maximiliano I con el primogénito del emperador Agustín de Iturbide.
Éste había dejado tres hijos y una hija. El segundo hijo tuvo a su vez, un niño llamado Agustín, y el tercero un hijo llamado Salvador. Maximiliano pensaba que en caso de que la emperatriz Carlota no tuviese descendencia, adoptar como príncipe heredero al nieto más pequeño de Iturbide. Así los nietos de Iturbide (Agustín y Salvador) quedaron como herederos, Maximiliano como tutor de ambos y la tía de los muchachos (doña Josefa) como cotutora.
Solo estos tres miembros de la familia tenían el derecho de continuar residiendo en el imperio, los otros deberían comprometerse a no entrar en él sin permiso del emperador. A cambio de ello deberían de recibir 150 mil pesos, además  de que les fueron asignadas pensiones a todos ellos.


Fuente:
La fotografía durante el Imperio Maximiliano
Arturo Aguilar Ochoa
UNAM (2001)