domingo, 15 de abril de 2012

LIENZO CHARRO IGNACIO LEÓN ORNELAS

BREVE HISTORIA DE LA CHARRERIA

La charrería es la práctica de la equitación a la usanza nacional y de las diversas formas de jaripeo. El término deriva de charro, que es sinónimo de jinete
La Charrería es una de las tradiciones mexicanas más representativas de nuestra cultura; en ella se exalta el valor, la intrepidez y la hombría del charro; el brío y la estampa del caballo, enmarcados en una fiesta de música y color.
El antecedente más remoto de la fiesta charra lo encontramos hacia 1560 en el virrey Luis de Velasco I, el segundo Virrey de la Nueva España; quien regularmente organizaba fiestas con caballos y toros.”
Sin embargo,  se considera precursor de la charrería a fray Sebastián de Aparicio, amansador, ganadero, agricultor e instructor de las actividades relacionadas con la domesticación y aprovechamiento de las bestias para el tiro, la carga y la silla. 
Una de las primeras autorizaciones de que se tiene conocimiento - porque existe escrito -, fue la otorgada por el Marqués de Guadalcazar Don Diego Fernández de Córdova, quien otorgó autorización por mandato del Virrey Luis de Tovar Godínez al padre jesuita Gabriel de Tapia - procurador de la Compañía de Jesús - para que 22 indios, montarán a caballo, y así poder cuidar y pastorear más de 100 mil cabezas de ganado menor pertenecientes a la Hacienda de Santa Lucía, filial de la de San Javier en el distrito de Pachuca, Estado de Hidalgo. Esto ocurrió el 16 de noviembre de 1619, en la primera mitad del siglo XVII.
 En Nueva España, al consumarse la conquista, se prohíbe a los naturales montar a caballo, vestir las telas de ultramar y servirse de monturas y menesteres españoles.
Esta prohibición hace que surja el charro como lo conocemos, ya que en las distintas fuentes consultadas se menciona que: “Los naturales, en su arraigo a la tierra y por la fecunda reproducción de los caballos criollos, se ingenian para perfeccionar sus propios métodos de equitación, formas propias de vestir y crean la artesanía que les proporcione sillas, frenos, espuelas y muchos otros menesteres de la más rica y artística factura.”
En 1555, Don Luís de Velasco, había puesto en uso una montura distinta a la que usaban los españoles; así surgieron las primeras sillas mexicanas y los primeros frenos de estilo diferente, con características propias para las necesidades vaqueriles de la Nueva España.
Entre los años 1531 a 1555,  los caciques Otomíes, Nicolás Montañéz; Fernando de Tapia y el instructor Fray Pedro Barrientos, contribuyeron mucho a la cimentación de la charrería. 
La charrería nació en las haciendas de los estados de Hidalgo - cuna de la Charrería - Puebla y Estado de México, extendiéndose más tarde por toda la Nueva España y floreciendo en el Virreinato de la Nueva Galicia - actual Estado de Jalisco y sus alrededores.
Sin embargo, la charrería profesional surge en 1880.
A principios del siglo XX, después de la Reforma Agraria surgida a raíz de la Revolución mexicana, comenzó la Charrería a conformarse como deporte. Ello implicaba hacer alarde de las habilidades ecuestre que los charros o vaqueros mexicanos realizaban para ganarse la vida y también para divertirse durante las fiestas o ferias de su localidad o región.




La Charrería está registrada en la Comisión Nacional del Deporte y se practica en "lienzos charros" que son instalaciones especialmente diseñadas para su práctica y cuentan con establos, ruedo, y partidero.
La Charrería fue declarada “Deporte Nacional” por el Sr. presidente de la República Don Manuel Ávila Camacho, quien instituye el 14 de septiembre como “Día del Charro”.
La Charrería está considerada como reserva del Ejército en la rama de caballería.
El 16 de diciembre de 1933 se funda la Federación Nacional de Charros que se dio a la doble y fructífera tarea de agrupar a todas las asociaciones de charros del país, para organizar competencias y elaborar un reglamento común que unificará criterios en la práctica de este deporte nacional.
Cada año en una sede diferente se realiza el Congreso y Campeonato Nacional Charro en el que se reúnen y compiten los 117 mejores equipos charros, las 84 mejores escaramuzas y 15 charros completos, tanto de México como de los Estados Unidos.
Se ejecutan competencias entre los  diferentes equipos del estado para eliminarse y tener derecho a competir en el Congreso Nacional, donde se eliminarán entre todos los de la República, para seleccionar a los mejores equipos del país, tanto en los Congresos Estatales como en los Nacionales.
 Los Congresos Nacionales de Charrería son muy solicitados por los gobiernos de los principales Estados, por la afluencia turística que éstos generan y por la difusión que se da a una importante tradición.




ANTECEDENTES DEL LIENZO CHARRO IGNACIO LEÓN ORNELAS
      El lienzo charro “Ignacio León Ornelas” es una asociación civil la cual fue fundada en el año 1967 en la ciudad de Irapuato, Gto.
Fue remodelado en el año de 1988 con motivo del XLIV Congreso Nacional Charro siendo inaugurada por el gobernador del estado Lic. Rafael Corrales Ayala, el presidente municipal Arq. Ernesto Alfaro Arredondo y el presidente de la Asociación de Charros “Ignacio León Ornelas” C. José Luis Rodríguez Quintana.
      En el estado de Guanajuato existen 35 asociaciones, de las cuales la “Ignacio León Ornelas” es una de las de mayor prestigio y tradición. Se encuentra ubicada en la calzada de “Los Chinacos” en el fraccionamiento “Las palomas”. 
Actualmente la asociación está conformada por 47 socios y ha sido sede de dos congresos nacionales charros en losaños 1988 y 1992. El lienzo caben 4000 personas y cuenta con gradas, ruedo establos y partidero.




·         http://www.asociacionnacionaldecharros.com/blog/?page_id=14
·         http://www.mexicodesconocido.com.mx/historia-de-la-chareria-en-mexico.html
·         http://www.asociacionnacionaldecharros.com/blog
Información proporcionada por: Jesús Rodriguez Rodríguez