domingo, 6 de febrero de 2011

IRAPUATO 1914-1915

Capitán Pedro Sánchez Hernández , jefe de la guarnición de Irapuato y los niños Feliciano (derecha) y Baltazar (izquierda) Sánchez.



A principios de 1914, los rebeldes carrancistas dominaban el norte del país. Hacia marzo y abril de ese año, las fuerzas constitucionalistas iniciaron su avance para tomar la capital del país. Carranza decidió que solo los ejércitos del noreste marcharan hacia el sur y dispuso que el general Francisco Villa permaneciera en su territorio. Esta orden fue la última de una larga serie de desavenencias entre Villa y Carranza, aunque llegaron a un acuerdo llamado el Pacto de Torreón. Por lo cual los carrancistas fueron los primeros en llegar a Guanajuato. El avance de los carrancistas era de tal magnitud, que el gobernador Cuéllar abandonó la ciudad de Guanajuato y se dirigió a la ciudad de México. El 29 de julio el general Alberto Carrera Torres tomó la capital del estado luego de un combate de tres días contra los Federales. El 30 de julio las fuerzas obregonistas- que habían penetrado en Guanajuato desde Jalisco y que ocupaban Irapuato- detuvieron el avance de la columna de Cuéllar y los derrotaron en Temascatío. El 5 de Agosto, se designó como gobernador provisional al general brigadier y licenciado Pablo A. de la Garza. Partidas de rebeldes locales se unieron a los carrancistas, Matilde Alfaro lo hizo en Salamanca. En Irapuato, Ángel Puente alias el Coyote, se presentó ante los obregonistas, a quienes ofreció servir de avanzada. Mientras la fracción carrancista triunfaba en el estado, sus generales y revolucionarios locales se dedicaron a recaudar préstamos forzosos entre los adinerados.
En julio y agosto de 1914 ocurrieron diversos acontecimientos: la renuncia de Huerta, la disolución del ejército federal, la entrada de Obregón a la ciudad de México y la instalación del gobierno presidido por Carranza, cuyo gobierno dictó una serie de medidas de carácter popular con el fin de atraer a las masas populares. Como jefe del ejecutivo Carranza convocó a todos los gobernadores y jefes con mando de fuerzas a una convención el 1º. de Octubre a la que se opusieron Villa y Zapata. La convención se trasladó a Aguascalientes y se nombro presidente provisional de la República al general Eulalio Gutiérrez. Carranza abandonó la ciudad de México y Guanajuato se convirtió en un punto estratégico para el paso de los contingentes revolucionarios. El grupo de rancheros de Silao que apoyó a Madero se sumó al villismo. Francisco Villa aplicó una serie de medidas de carácter económico que le dieron popularidad en Guanajuato, además de reabrir templos y devolver joyas de imágenes religiosas que habían sido confiscadas por los carrancistas.
Las pugnas entre el presidente Eulalio Gutiérrez y Villa se reflejaron en Guanajuato en una lucha militar entre el gobernador Camarena y varios generales por el control de la capital del Estado. Mientras Carranza, quien había establecido su gobierno en Veracruz, emprendió una ofensiva contra villistas y zapatistas mediante el ejército de operaciones al mando de general Álvaro Obregón.
Dos batallas decidieron la supremacía y el control de toda la zona central del país y prácticamente el predominio militar y político de toda la República. La primera batalla se desarrolló entre el 6 y 7 de Abril de 1915 y la segunda entre los días 13, 14 y 15 del mismo mes. Obregón concentró sus fuerzas en la ciudad de Celaya, mientras los preparativos del ejército villista se hicieron en Irapuato, donde testigos relataron que el general Francisco Villa presentaba un excelente humor y repetía: “Ese yaqui perfumado sabrá quién es Francisco Villa…”.
Villa perdió la mayor parte de su artillería y gran parte de sus tropas y retornó al norte. Después de la derrota de Villa, Guanajuato quedó nuevamente en manos de las autoridades carrancistas.

  • Fuentes:
    Blanco, Parra y Medrano “Breve Historia de Guanajuato” Fondo de Cultura Económica México: 2000 pp. 172-178
    Moreno, Daniel “Batallas de la Revolución y sus corridos” Editorial Porrúa México: 1978 pp. 109-118

1 comentario:

  1. Saludos. Siempre hay algo interesante en este blog. Ánimo

    ResponderEliminar