miércoles, 25 de marzo de 2009

PLANTIO DE MORERAS EN IRAPUATO



A principios del siglo XIX, en México, el beneficio de la seda —como entonces se le llamaba— fue considerado como una importante actividad productiva, comparada con el beneficio de metales preciosos.
Personajes como Miguel Hidalgo y Costilla y el obispo Abad y Queipo, entre otros, prestaron atención a esa actividad económica que representaba un futuro promisorio para los habitantes de esta tierra.
Miguel Hidalgo emprendió el primer intento de plantío de moreras en el pueblo de Dolores. Otro de los intentos fue el realizado por el señor Ignacio Navarro y Cansino, en Irapuato, en donde ocupó más de ocho mil pies para el cultivo de la morera, tambièn un francès llamado Hipòlito Chambòn plantò bastantes moreras en Irapuato, Silao y Leòn. Después al canónigo Abad y Queipo le fue concedida una franja de terreno para el cultivo de la morera en las orillas de Valladolid, que comprendía desde la loma de Santa María hasta las tierras del Molino de Parras, ocupando un total de "900 vs de largo por 500 vs de ancho".
Otro de los intentos fue la orden que extendió el intendente interino de Valladolid, Terán, a varios jueces de esa provincia para que se extrajeran todas las moreras que se encontraran y que se pagara cada una de ellas de acuerdo a la calidad de lamisma.
Para entonces se tenían noticias de que las moreras se encontraban dispersas tanto en Tiripetío, Tacámbaro, Pátzcuaro, Angamacutiro, Puruándiro, Vaniueo, Tiríndaro, Chucándiro, Cuitzeo, Copándaro, Yndaparapeo, Charo y Zinapécuaro.
Esas moreras tenían que ser llevadas al llano de Santa Catarina, propiedad del señor obispo electo, Abad y Queipo, quien para entonces ya tenía "algunos miles" de moreras plantadas.
Y por último, tenemos el esfuerzo realizado por la Compañía Michoacana, representada por un grupo de asociados que se hacían llamar "Junta Administrativa para la Explotación del Ramo de la Seda en Morelia", quienes en 1841 giraron un oficio al obispo de Michoacán, don Juan Cayetano Portugal, para que protegiera la empresa del ramo de la seda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada