lunes, 16 de marzo de 2009

EL GRAFFITI EN IRAPUATO


El graffiti son mensajes cifrados, inscritos por miles de jóvenes que con plumón, aerosol o piedra en mano, rayan a diestra y siniestra todo espacio disponible para reafirmar su espíritu creativo, sus ganas de existir y de construir su identidad. El graffiti tiene sus orígenes en el Imperio Romano. Algunos estudiosos aseguran que sus inicios se remontan a las pinturas rupestres, donde se utilizó los muros de las cavernas para marcar territorios y hacer demostraciones de poder.
Pero fue en el siglo XVII con los movimientos post-renacentistas, cuando se acuña el término proveniente del italiano graffiar, que significa: ” Dibujar, escribir o pintar sobre una superficie”.
Fuè a mediados del siglo XIX, cuando se divulga en los ambientes académicos internacionales, gracias a las publicaciones del historiador italiano Rafael Garrucci (1812-1885).
Durante el siglo XX, el graffiti fue utilizado como herramienta de comunicación ideológica y revolucionaria. En las décadas del 50 y, 60, el graffiti se encontraba ampliamente divulgado en Italia y Francia a niveles populares.
En México, sus inicios se dan por los años 80, por influencia de películas como “Los Guerreros” de Walter Hill. Las bandas juveniles comenzaron a poner sus nombres como una forma de marcar su territorio. Fuè en Ciudad Nezahualcóyotl, en el estado de México, donde surgió la versión local del graffiti, influido por el muralismo urbano que ahí tiene tradición.
Actualmente, el grafitti, que se practica en las urbes de todo el mundo, es una manifestación de una moda adoptada por chavos, la mayoría pobres, para participar de la cultura global, la cual muestra su desarrollo a partir de los medios de comunicación y el cine, cuando los jóvenes comenzaron a crear una especie de cultura "mundial", una especie de transnacionalización de las actividades culturales.
Lo hacen según afirman psicólogos, por la búsqueda de la identidad personal y, toman diferentes versiones. Simplemente es gente que le gusta poner una firma, como si fuese su obra de arte, es para decir "yo estoy aquí". El graffiti es un movimiento cultural diverso, constructivo y vandálico a la vez. Está relacionado con el hip-hop, el ska, las patinetas y la peculiar vestimenta con pantalones holgados.
Tiene elementos de protesta estética, de voluntad artística, sentimiento nihilista sin mensajes trascendentes.
El problema del graffiti en México y en Irapuato radica en que los jóvenes no se encuentran en la agenda pública. La forma de canalizarlos seria abrir espacios de participación colectiva, comprometerlos con trabajo de mayor alcance, pero no existe. No son importantes.
Por ello y mientras tanto, cualquier espacio disponible es bueno: fachadas de casas, muros de una avenida, puentes, banquetas, anuncios espectaculares.Toda superficie a la mano es lienzo donde los grafiteros pintan, rayan y marcan, dejando constancia de una visión estética diferente, gran parte del municipio de Irapuato es muestra de ello. Respecto al respeto hacia los espacios públicos, los límites son contrarios a los sentimientos de los grafiteros, ya que el asunto aquí es invadir, llegar a todos los espacios posibles. Un día cualquiera sale de su casa y pinta en alguna esquina un jeroglífico o su firma con aerosol, sube a la combi y con un plumón deja un mensaje indeleble de caracteres indescifrables o con piedra de esmeril raya su nombre en el cristal; al llegar a la escuela plasma con colores y líneas sus señas de identidad. El reto de cada día es tener mayor destreza, más rapidez, mejor manejo del color.
El tagger o grafitero hace del graffiti su modo de vida y su relación con el mundo. El tag es la firma, usualmente simbólica del nombre o pseudónimo elegido por el grafitero. Son rayas aparentemente sin sentido pero en realidad representan letras. El grafitero primero es tagger y sus trabajos son denominados toy, de ahí progresan a las bombas, los deltas y finalmente a las piezas, las cuales según algunos contienen elementos de valor artístico, si hay alguien en el paìs que estè definiendo su cultura son los jòvenes.
El graffiti en Irapuato requiere de una enorme potencialidad de trabajo, de acercamiento. Es un problema que se ha agravado en los últimos años, y sería deseable que en lugar de tener leyes persecutorias o unidades antigraffiti, tuviéramos programas sociales de atención a este sector, como una lógica de participación ciudadana y construcción de ciudadanía. Esperemos que esto se dè pronto, aunque sea por lo menos en Irapuato.

4 comentarios:

  1. eso del graffiti a mi en lo personal se me hace que es de pura gente decequilibrada por eso habian de hacer algo para remediar este problema mas que nada por que la ciudad asi se ve muy mal.

    ResponderEliminar
  2. No se puede terminar con el problema de la noche a la mañana. Debe atenderse tomando en cuenta todos los factores. Yo en lo personal soy parte de quienes estamos buscando una solución, ofrecemos sistemas integrales de protección y limpieza para volver a su dignidad original el patrimonio particular o de la comunidad donde vivo que es la Zona Metropolitana de Guadalajara. Hemos aplicado la nanotecnología para producir un gel protector a base de agua, muy efectivo y económico. Nos interesa producir un bien en todos los sentidos. Reducir los costos de mantenimiento de los propietarios o usuarios y Dignificar el lugar. De entrada hay menos perjuicio económico, se descontamina visualmente el lugar, y claro, habría que pasar a diseñar otro tipo de programas para atacar el problema de fondo. Toma tiempo pero ya iniciamos. Gracias y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  3. Interesante tu comentario....¿donde se puede conseguir el nanogel?

    ResponderEliminar
  4. Hola, me interesa conocer gente que esta interesada en la imagen de Irapuato. Les agradeceria que se contactaran conmigo. Aqui les dejo mi corroe electronico veronicacabrerarealtor@gmail.com

    ResponderEliminar