jueves, 26 de febrero de 2009

EL RELOJ DE SOL


El reloj de sol ofrece un panorama un tanto incierto de sus orígenes, parece que perteneció originalmente al presbítero Don Gabino Chávez. Posteriormente lo fué de la familia Ferrer para ser posteriormente donado a Irapuato a principios del siglo XX. Por ello fué colocado sobre una columna de cantera en la Plaza Nicolás Bravo existente entre el atrio del Templo del Hospitalito y la calle de las Toribias, posteriormente de la enseñanza y hoy Fernando Dávila.
A fines de 1946 quitaron el reloj y la columna para dar paso a la construcción, ya en el año 1947, de una fuente conmemorativa de los 400 años que la tradición señalaba para el nacimiento de Irapuato, fuente cuyo elemento central lo fué precisamente la escultura de cantera existente afuera del Templo del Hospitalito de Don Vasco de Quiroga.
En 1948 se colocó en el centro de la plaza Juan Álvarez (antigua plaza de gallos y después Plazuela Iturbide) donde actualmente se encuentra.
El reloj de sol está labrado en cantera gris y apoyada en una columna de material similar.
Parcialmente mutilado en 1973 en una de sus dos caras permaneció así hasta que, dentro de las obras de restauración de la Plaza por la administración municipal 2003-2006, fue restaurado y colocado en el lugar donde esta actualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario